Nos reunimos todos los lunes a las 20,30 horas en la C/Vinaroz,3 primero E Madrid, junto a la plaza y metro de PROSPERIDAD (linea IV ) ¡TE ESPERAMOS!

domingo, 29 de abril de 2012

Gobierno venezolano reivindica y empodera a las mujeres

Domingo, 29 de Abril, 2012
Enlaces:
- Más de 30 organizaciones feministas y de igualdad apoyan la convocatoria de huelga general
- Toxo y Méndez hacen campaña con gays lesbianas a favor de la huelga general del jueves
El gobierno del presidente Hugo Chávez garantiza un mayor protagonismo a las venezolanas con la implementación de políticas dirigidas a consolidar la igualdad de géneros mediante estrategias que promueven el empoderamiento económico, político y social de las mujeres.
  De acuerdo con Judith López, vicepresidenta del Instituto de la Mujer (Inamujer), tras asumir la dirección del país en 1999, el jefe de Estado creó esa institución, porque desde su candidatura, el mandatario planteaba la necesidad de establecer la equidad entre hombres y féminas como algo imprescindible para lograr una sociedad justa.
"El proceso bolivariano le ha dado visibilización a las venezolanas; ya tenemos la Ley de Igualdad de Oportunidades de la Mujer, la del Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y actualmente contamos con 46 tribunales de género, 63 fiscalías y 138 instituciones municipales, entre otros", expresó a Prensa Latina.
 Según la economista, la primera acción concreta fue instaurar un número telefónico de ayuda a ellas, que en sus inicios funcionaba solo una hora y hoy está al servicio de ese sector todo el tiempo junto al 112, habilitado después.
 Las más de cinco mil llamadas que se reciben diariamente en esa entidad para denunciar agresiones son para López una muestra de la conciencia adquirida por la mujer sobre su irrenunciable derecho a una vida libre de violencia.
"Acabar con la desigualdad de género en el país es el objetivo estratégico del Gobierno", dijo tras reflexionar que para ello es necesario un cambio de paradigma, de transformación de la sociedad, "porque en el capitalismo es imposible que podamos liberarnos de ese mal, el cual es un problema de salud pública", refirió.
Entre otros logros, la vicepresidenta de Inamujer mencionó la creación del Banco de la Mujer en el 2001, encargado de brindar servicios financieros y no financieros a las féminas con el propósito de dotarlas con herramientas productivas para su inserción en el desarrollo socio-económico del país.
Esa institución bancaria fortalece la práctica micro-financiera pública con visión de género, clase y etnia.
Sobre ese último aspecto hizo referencia a la instauración, en 2006, de la Coordinación de las Mujeres Afrodescendientes para atender los casos de discriminación a las representantes de las diversas etnias y el maltrato contra las indígenas.
También en 2011 se instaló el primer instituto municipal de Atención a la Mujer Indígena en Alto Orinoco, estado de Amazonas, el cual atiende en la actualidad a las representantes de las etnias Piaroa, Yanomami, Baré, Yekuana, Jivi y Arawaka.
Recalcó que el papel de Inamujer, como ente adscrito al Ministerio de la Mujer, radica en la prevención de la violencia a través de la capacitación, los talleres, y conversatorios en la sociedad, para ayudar a concientizar a la población sobre la necesidad de la igualdad de géneros.
Asimismo indicó que los casos requeridos de atención judicial son trasladados a la Fiscalía y "es el proceso revolucionario el encargado en su conjunto de erradicar la violencia contra las mujeres con el objetivo de romper con el modelo capitalista alimentado del patriarcado, para lograr una sociedad justa, de iguales".
Precisó que un total de 19 tipos de violencia están contemplados en el marco jurídico venezolano, mientras desde el 2001 hasta el 2012, la agresión psicológica se reporta como el principal tipo de ataque denunciado, seguido por acoso, hostigamiento, amenaza física y sexual.
Entre otros aspectos, López resaltó la importancia de la Misión Madres del Barrio en la lucha contra la vulnerabilidad de ese sector poblacional, muchas veces mal llamado sexo débil.
Según indicó, ese programa social (primero establecido por la administración para asistir a las mujeres en extrema pobreza), en una primera fase concede un 80 por ciento del sueldo básico para ayudar a la economía familiar, la formación profesional y finalmente la independencia financiera de esas personas.
Esa estrategia está articulada con las demás misiones; "hay madres del barrio que hoy son profesionales", expuso con orgullo.
En relación con las oficinas para la defensa pública de la mujer, cuya meta es reforzar la lucha contra la violencia de género, manifestó que las mismas se construyen por instrucciones de la ministra de la Mujer e Igualdad de Género, Nancy Pérez, a fin de establecer vínculos con los institutos municipales y todas las comunidades establecidas a lo largo de la geografía nacional.
Inamujer, como órgano de ejecución de las políticas públicas, de la defensa permanente de los derechos de ellas, y promotor del acceso femenino a la justicia y su incorporación a las instancias de poder, también trabaja por sensibilizar a los hombres en la necesidad de que reconozcan la igualdad de género y desmontar conductas violentas.
A través de esa institución se desarrollan programas de formación y talleres dirigidos a personas agresoras, quienes son remitidas por diversas instancias jurídicas tras incurrir en delitos de ese tipo.
Durante los conversatorios se proyectan videos, los asistentes comparten experiencias y se aclaran dudas en materia legislativa, a fin de motivarlos a revisar sus patrones de conducta mediante la autoconciencia, explicó López.
 A su juicio, no basta con atender a la víctima, si no se logra erradicar esas actuaciones masculinas, y sobretodo, estimó como algo trascendental que ambos géneros tomen conciencia de la situación.
Recordó que históricamente los hombres se han resistido al avance de las mujeres, "pero están comenzando a tomar conciencia y a comprometerse en la lucha contra la desigualdad, la discriminación y el machismo", gracias al trabajo del Gobierno.
El artículo 67 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia establece que quienes resulten culpables de hechos violentos contra las féminas, deberán participar obligatoriamente en programas de orientación, atención y prevención, dirigidos a modificar sus conductas y evitar la reincidencia.
Entre los logros visibles de las venezolanas en su lucha por la equidad social, destaca además el incremento de la presencia de representantes de ese sector en los poderes político, público y legislativo.
La búsqueda de la reivindicación femenina por parte del gobierno venezolano se resume en una frase de su máximo líder: "Sin la verdadera liberación de la mujer, sería imposible la liberación plena de los pueblos y soy un convencido que un auténtico socialista debe ser también un auténtico feminista".
http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=501818&Itemid=1